Historia

La Banda Juvenil de La Puebla del Río nace a finales de 2007, bajo la dirección técnica de Antonio Moreno López, músico de la Banda Municipal de La Puebla del Río y licenciado en la especialidad de trompeta,  en el Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo” de Sevilla.

Pero es a finales de 2009 cuando esta banda Juvenil, bajo la dirección Ejecutiva de Carlos D. Mendoza Gordillo y la dirección técnica de José María Diéguez García, inicia una nueva andadura, creándose la escuela de música, coordinándose tanto con la banda Juvenil como con la Banda Municipal de La Puebla del Río, y siendo actualmente el presente y el futuro de las incorporaciones de dicha banda. José Carlos Díez Santos, licenciado en la especialidad de trompeta,  en el Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo” de Sevilla, es actualmente el director técnico de la banda juvenil.

La finalidad de dicha escuela junto con la banda juvenil, es formar y educar a sus componentes a través de la música, en ella no solo se trabaja el aspecto musical, sino también el aspecto humano, transmitiéndoles una serie de valores, que hagan que se formen no solo como músicos, sino también como personas para el futuro. Todas estas cuestiones están relacionadas a través de la música, arte de las artes en el romanticismo. Los niños aprenden a tocar un instrumento pero no solo individualmente, sino también colectivamente interaccionando con el resto de compañeros, consiguiendo que adquieran un hábito de compañerismo,  solidaridad y responsabilidad  tan escasos en nuestros días.

Las actuaciones de esta banda siempre son motivadas por dos aspectos, en primer lugar, el que los componentes, con dichas actuaciones, estén en constante formación, disfrutando del arte de la música y enfrentándose al miedo escénico, y en segundo lugar ayudar a diferentes colectivos (hermandades, colegios, institutos, etc.)  a difundir nuestra música a través de los distintos actos que organizan, siempre y cuando esta colaboración no conlleve ningun perjuicio para nuestra colectivo.

Back to Top